Compartir
Publicidad
Haces dieta pero no pierdes peso: estos son los nueve fallos más comunes en las dietas para adelgazar
Dietas

Haces dieta pero no pierdes peso: estos son los nueve fallos más comunes en las dietas para adelgazar

Publicidad
Publicidad

Si tus intentos de adelgazar no están dando los resultados esperados, es momento de hacer una revisión, por eso te mostramos los nueve fallos más comunes en las dietas para adelgazar que puedes estar cometiendo y por eso, aunque te estás esforzando no pierdes peso como deseabas.

Contar sólo las calorías

1366 20008

Las calorías de los alimentos son importantes, pues en definitiva se necesita un déficit energético para adelgazar, pero saber de dónde provienen las calorías es de gran importancia.

Hay nutrientes como las grasas trans que si bien aportan igual cantidad de calorías que los omega 3 por cada gramo, pueden tener un efecto muy diferente en nuestro cuerpo, pues mientras las primeras inducen cambios metabólicos que nos llevan a la obesidad, los segundos pueden ser de ayuda para bajar de peso.

Asimismo, los etiquetados pueden subestimar el aporte energético de los alimentos y mostrarnos información errónea que no nos permitan asegurar una adecuada ingesta de calorías para adelgazar y como si fuera poco, contar calorías es estresante y difícil de llevar a cabo que puede acabar con la adherencia a nuestra estrategia para perder peso.

No considerar las porciones

1366 20004

Si nuestra estrategia para adelgazar es comer alimentos de calidad como pueden ser frutas y verduras, legumbres, cereales integrales, semillas, carnes magras u otros pero al contrario del fallo anterior descuidas la cantidad, puedes estar cometiendo un grave error, pues tanto calidad como cantidad debe ser considerada.

Controlar las porciones de alimentos ingeridos es de mucha ayuda al momento de perder peso, porque nos acostumbra a comer con moderación y favorece el logro de una dieta equilibrada, es decir, si ningún exceso ni carencia sino todo en sus proporciones justas.

Por ello, si no consideras las porciones y te pasas consumiendo por ejemplo frutos secos o aceite de oliva que son alimentos con muchas calorías e igualmente sanos, éste puede ser el fallo en tu dieta.

Imitar la dieta de un amigo

1366 20007

A tu amigo de toda la vida le está dando mucho resultado esa dieta pero a ti no ¿qué ocurre? Pues claramente tienen necesidades muy diferentes y quizá tu amigo necesite más calorías que tú y el déficit que le propone esa dieta sirve mientras que para ti no.

Aun las dietas brindadas por profesionales de la salud deben ser individualizadas, de lo contrario, no es adecuada para nosotros y puede servirnos o no para adelgazar cuidando la salud.

Somos todos diferentes y por ello las dietas de revista, milagrosas de nada sirven al momento de perder peso como tampoco la estrategia que usa nuestro hermano o amigo y que funciona perfecto en su vida, pero no tiene por qué resultar igual en nosotros.

Abusar de alimentos "light"

1366 20006

Los primeros aliados al momento de adelgazar son los alimentos "light" que deben tener menos calorías que su versión tradicional, pero que igualmente, no siempre son útiles para ayudarnos a perder peso, pues muchas veces la diferencia energética no es significativa o la cantidad consumida no establece una gran distinción.

Asimismo, solemos pensar en alimentos "light" como alimentos adelgazantes o sanos de los cuales tendemos a consumir más cantidad, algo que puede conducirnos a un exceso en lugar de a un déficit de calorías.

Abusar de la sal

1366 2000

Quitas el azúcar y las harinas refinadas de tu dieta y ¿crees que es suficiente para adelgazar pero no obtienes resultados? Debes saber que otros componentes de tu alimentación como la sal también deben ser considerados.

Un exceso de sal concluye en un consumo elevado de calorías, puede incentivar la hidratación deficiente y conducirnos a un exceso de peso a causa no sólo de una ingesta superior sino también de una retención de líquidos.

Por ello, reducir la sal en nuestra dieta es tan importante como cuidar las calorías y el azúcar en nuestra mesa habitual si buscamos perder peso.

Ingerir muchas calorías líquidas

1366 20002

Los líquidos no favorecen la saciedad como los sólidos y podemos beber una gran cantidad sin darnos cuenta, por ello, escoger agua como bebida habitual es clave para lograr una dieta saludable.

Si por el contrario escogemos refrescos azucarados, zumos, néctares, batidos y de vez en cuando alcohol, sin duda podemos pasarnos con las calorías líquidas en nuestra dieta que no ofrecen beneficios porque no aportan considerables nutrientes buenos sino por el contrario, calorías vacías derivadas del azúcar o el alcohol.

Como si fuera poco, muchas sustancias contenidas en los refrescos azucarados o el azúcar y alcohol como tan pueden tener un efecto adictivo en nuestro cuerpo e incentivarnos a consumir más y más de ellos, algo que en nada favorece nuestros intentos de adelgazar cuidando la salud.

No incluir ejercicio

1366 20001

No es reducido el número de dietas para adelgazar o de planes más complejos para perder peso que no incluyen ejercicio en su práctica, algo de gran importancia al momento de lograr resultados.

Más allá de las calorías, el ejercicio incentiva cambios positivos en nuestro metabolismo y en nuestros hábitos y conductas que son de mucha ayuda al momento de perder peso, por ello, su práctica debería ser siempre considerada.

Además, los resultados nunca serán iguales si complementamos dieta y ejercicio que si sólo pretendemos adelgazar mediante una estrategia alimentaria, pues el ejercicio tonifica, ayuda a mantener masa magra y por ello, también es clave para no recuperar el peso perdido.

Hidratarse de forma deficiente

1366 20003

Una buena hidratación es clave para el control del peso corporal, pues entre otras cosas, podemos confundir la sensación de sed con hambre y "saciar" la misma con alimentos que suman calorías que el agua no aporta.

Asimismo, un consumo deficiente de líquidos puede obstaculizar el metabolismo y la quema de grasas así como favorecer la retención de líquidos que puede traducirse en un peso superior al momento de subirse a la báscula.

Por último, mantenerse bien hidratado debería ser un factor más a considerar para lograr buenos resultados en nuestra dieta para adelgazar porque también puede ser de ayuda para comer mejor.

Eliminar grupos enteros de alimentos

1366 20005

Eliminar grupos enteros de alimentos es muy propio de las dietas milagrosas, en las cuales se erradican todos los hidratos, o todas las grasas o incluso las frutas y verduras que tantos beneficios ofrecen.

Pues esta estrategia puede volverse en contra al momento de ver resultados, pues reduce la adherencia a una dieta, estresan al organismo por volverse una estrategia estricta e inflexible y ello, puede conducirnos a más ansiedad y aumento de peso.

Y si lográsemos adelgazar con la eliminación de un grupo de alimentos, nuestro metabolismo quizá se resentiría y por ello, culminaríamos con un efecto rebote que finalmente nos conduzca a aumentar de peso en lugar de mantener el peso perdido.

Estos son los nueve fallos más habituales de las dietas para adelgazar que impiden ver resultados a pesar de nuestro intenso esfuerzo para lograrlo. ¿Tu has cometido alguno de ellos?

Imagen | iStock y Pixabay

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio