Tu dieta semanal con Vitónica: menú saludable perfecto para congelar y tener platos listos toda la semana
Dietas

Tu dieta semanal con Vitónica: menú saludable perfecto para congelar y tener platos listos toda la semana

Si en el día a día la falta de tiempo te impide comer preparaciones caseras y saludables, recomendamos organizarte de la mano de nuestra dieta semanal y elaborar un menú perfecto para congelar, de manera tal de tener platos listos toda la semana.

Menú semanal perfecto para congelar

Organizarnos y preparar platos para después congelar, será de gran utilidad para acercarnos a la comida casera de forma sencilla y mejorar la calidad de nuestra lista.

Teniendo en cuenta que casi todas las frutas y las verduras pueden congelarse, especialmente una vez cocidas o formando parte de preparaciones, podemos acudir a variedad ejemplares para elaborar nuestros platos.

También es posible congelar las carnes, pescados, mariscos, legumbres y cereales así como platos a base de estos ingredientes saludables que pueden permitirnos un menú variado, sabroso y saludable para preparar en casa.

En la dieta semanal de esta ocasión dejamos recetas diversas que pueden congelarse, de manera tal de que tengamos opciones listas para consumir cuando no disponemos de tiempo para cocinar.

Podemos repetir preparaciones a lo largo de la semana o bien, si nos apuntamos al batch cooking, preparar un día platos para congelar y tener listos a lo largo de la semana:

Lunes

Desayuno Vaso de leche sin azúcar y galletas de avena y frutos secos.
Media Mañana Palitos crujientes de zanahorias asadas.
Comida Salteado de arroz integral, lentejas y vegetales. Manzana
Merienda Vaso de leche sin azúcar y panecillos fitness bajos en hidratos con aguacate y tomate.
Cena Pollo a las hierbas con tallo de brócoli salteado. Ciruela fresca

Martes

Desayuno Infusión sin azúcar y tortitas de plátano con dos ingredientes y cerezas frescas.
Media mañana Galletas saladas o crackers de harina de garbanzos.
Comida Quinoa con uvas pasas, semillas y verduras caramelizadas. Nectarina fresca
Merienda Vaso de leche sin azúcar y barritas fitness de avena y frutos secos.
Cena Hamburguesas de solomillo de atún con vegetales al vapor. Pera

Miércoles

Desayuno Desayuno de chía y avena con plátano y kiwi fresco en trozos.
Media mañana Semillas o pipas de calabaza tostadas
Comida Salteado de garbanzos y calabacín. Higos frescos
Merienda Infusión sin azúcar y porción de bizcocho fitness de mango y almendra sin azúcar.
Cena Salteado de verduras y ternera. Manzana

Jueves

Desayuno Vaso de leche sin azúcar y tostadas de pan integral en microondas con aceite de oliva y tomate.
Media mañana Garbanzos especiados tostados al horno.
Comida Tarta integral de calabaza y maíz. Ciruela fresca
Merienda Infusión sin azúcar y crackers crujientes de semillas y avena con mantequilla de cacahuete.
Cena Berenjenas rellenas de atún. Plátano

Viernes

Desayuno Infusión sin azúcar y bocadillo de pan integral con semillas con queso fresco, tomate y hojas verdes.
Media mañana Chips vegetales de berenjena, calabacín, zanahoria y pepino.
Comida Albóndigas de berenjenas y alubias al horno con vegetales al vapor. Plátano
Merienda Infusión sin azúcar y galletas de plátano y coco con pipas de girasol.
Cena Pechugas de pollo al papillote al microondas con verduras. Albaricoques frescos

Sábado

Desayuno Bircher muesli suizo de avena, yogur y frutas.
Media mañana Edamames especiados tostados al horno.
Comida Mini pizzas de maíz y garbanzos. Higos frescos
Merienda Vaso de leche sin azúcar y galletas saladas o crackers de harina de garbanzos.
Cena Pescado con tomate y arroz integral si deseamos. Melocotón fresco

Domingo

Desayuno Gachas o porridge de quinoa con leche de almendras.
Media mañana Bombones de dos ingredientes.
Comida Solomillo de cerdo especiado con hortalizas y quinoa. Ciruela fresca
Merienda Infusión sin azúcar y bizcochitos de almendras y cacao.
Cena Salteado de calabacín con gambas. Plátano

Para sacarle mayor provecho al menú aconsejamos personalizarlo, así como rotular cada plato elaborado de manera tal de consumirlos en un tiempo relativamente seguro una vez que haya sido congelado.

Cada preparación puede someterse a calor para descongelarse y calentarse justo antes de consumir, de manera tal de lograr preparaciones más inocuas que si descongelamos previo a su calentamiento.

En Vitónica | Cómo congelar pescados y mariscos en casa para almacenarlos de forma segura
Imagen | Vitónica

Temas
Inicio